Saltar al contenido

Problemas de comunicación

Muchos juicios y procesos judiciales se podrían evitar pues se derivan de problemas de comunicación mal gestionados.

Problemas de comunicación en alquileres

En lo que respecta a la materia arrendaticia se producen especialmente debido al gran interés contrapuesto que peuden llegar a tener las partes.

El propietario y el inquilino pueden llegar a tener pretensiones diferentes pero no necesariamente mala fe.

Es legítimo que cada parte tenga un interés inherente a su posición contractual pero no por ello se debe de producir un enfrentamiento.

De hecho, si se utilizarán correctamente las herramientas de comunicación y mediación siempre sería posible un entendimiento siempre y cuando exista voluntad recíproca de las partes.

Mediación de abogado de desahucio:

Cuando no es posible el entendimiento entre las partes, la mejor opción es concertar la mediación de un profesional del sector, ya sea un profesional de la intermediación inmobiliaria o un abogado.

No debemos de entender al profesional como la persona que va a resolver el problema, sino la persona que nos puede ayudar a resolver el problema.

Nosotros debemos de seguir poniendo de nuestra parte.

En muchos casos las constroversias parten de puntos de vista muy diferentes que hacen que cada una de las partes lleguen a concluisiones muy diferentes.

Las personas en función de cual sea nuestra intención y la intensidad con la que nos propongamos llevarla a cabo podemos fomentar y potenciar la capacidad de entendernos o la de enfrentarnos.

Lo más conveniente e inteligente evidentemente es fomentar nuestra capacidad de entendimiento.

Capacidad de entendimiento extrajudicial:

Las partes si se lo proponen son capaces de entenderse, pero desde el momento en el que una de las partes pretende mantener una posición injusta de abuso en sus pretensiones no es posible por más que ponga de su parte la otra.

Un acuerdo requiere la cesión después del estudio del caso y negociación de las propuestas razonables de las partes.

Si las propuestas y actitudes de las partes no son razonables no estaremos antes una negociación sino una imposición.

Evidentemente si la actitud de alguna de las partes es de imposición, poco o nada podrá hacerse extrajudicialmente y habrá que estudiar en su caso la posibilidad de interponer una demanda de desahucio express o reclamación que en cada caso corresponda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.