Saltar al contenido

¿En qué día se tiene que pagar el alquiler?

Lo normal es acordar el pago desde el día 1 al 5 de cada mes por adelantado.

¿Qué días tiene que pagar el alquiler el inquilino al propietario?
Fecha de pago de alquiler

En derecho contractual permite acordar lo que arrendador y arrendatario consideren oportuno en relación a los plazos de pago.

Ya decimos que lo más común es pagar en los 5 primieros días del mes, también en los 10 primeros días del mes.

Siempre estamos hablando de pagos por adelantado lo que supone que se paga el mes que comienza.

¿Es posible el pago a final de mes?.

Si así esta reflejado en el contrato de alquiler, sí, perfectamente.

Se puede acordar el pago fraccionado, pago diario, pago bimensual, trimestral, semestral o anual.

Todo depende del acuerdo de las partes en ejercicio del principio de autonomía de la voluntad de las partes.

Dentro del acuerdo de alquiler de un inmueble se debe de sopesar la renta, la duración, el estado del inmueble... etc etc.

Uno de los elementos son las fechas de pago.

¿Qué pasa si se paga el alquiler después de la fecha acordada?.

Para el caso de que el inquilino no cumpla en plazo con los pagos de cualquier tipo, ya sea la renta o cualquier gasto pactado, se podrá instar una reclamación o un desahucio por incumplimiento de pago.

Hay que ser razonables y tratar de usar el sentido común y mediar para gestionar los problemas que puedan existir.

El problema es cuando una de las partes abusa de la buena fe de la otra.

Impago de inquilinos del alquiler, alternativas inteligentes:

La mediación es la mejor solución ante cualquier tipo de incidencia en el cumplimiento de un determinado contrato de alquiler, pues en los casos en los que las posiciones se radicalizan suelen salir perdiendo ambas partes. En los casos en los que un propietario tiene una vivienda alquilada a un inquilino en situación de impago del alquiler, debe de tratar de ser lo mas inteligente posible estudiando todas las posibilidades existentes a sabiendas de que la falta de acuerdo es la peor opción, y en muchos casos un sacrificio en las pretensiones iniciales suele ser positivo y preferible al proceso judicial.

La posición jurídica de propietario e inquilino no es justa desde nuestro punto de vista de cara a cualquier conflicto, pues el uso del inmueble lo mantiene pacíficamente el inquilino hasta que se llegue a un acuerdo o resolución judicial (lo que tarda unos 6 meses) mientras que la pretensión del propietario es incierta extrajudicialmente, el pago, e incluso judicialmente en caso de insolvencia.

No se debe de actuar con temor, pero se debe de saber las garantías que existe de cobro, la actitud del inquilino y la prisa por el propietario por cobrar la renta adeudada. Cuando las perspectivas del propietario no están claras, merece la pena ceder perdonando la deuda de renta y suministros a cambio de la pacífica entrega del uso del inmueble (antes y en mejor estado de lo que estaría en casos de desahucio judicial forzoso).

Para conocer mas información en lo relativo al impago del inquilino del alquiler y otras cantidades debidas puede acceder a la página web de referencia de desahucio en Madrid, aunque trabajamos en toda España. En algunas ocasiones barajando alternativas, el propietario se dispone a la remisión de un Burofax encabezado en primera persona o de representado por su despacho de abogados de confianza lo que refuerza la postura, a pesar de lo cual, no supone ninguna garantía, pues es comúnmente conocido que el proceso de recuperación judicial de la vivienda, el desahucio express, no es rápido, y precisamente es algo con lo que cuenta el inquilino, que en muchos casos hace referencia a "conocer sus derechos", lo que realmente es abusar de los mismos y de la lentitud del sistema judicial en España.

¿Que pasa si el inquilino se queda en el paro y no me puede pagar el alquiler?.

 

Por desgracia ha sido frecuente la situación en la que inquilinos (al igual que propietarios) se quedan en el paro al perder su trabajo por la crisis (o cualquier otra circunstancia personal laboral) y tiene dificultades o directamente no puede seguir pagando el alquiler. ¿Qué ocurre en estos casos?, ¿el inquilino se debe de ir a la calle o el propietario tiene que quedarse sin cobrar hasta que vuelta a tener ingresos su inquilino?.

 

No se puede producir una situación radical en la que una de las partes se deban de perjudicar automáticamente, pues en estos casos, si existe buena fe y voluntad por ambas partes siempre será posible entenderse, pues por encima del negocio jurídico derivado del contrato de alquiler, tenemos dos personas que deberían de ser capaces de entenderse y adaptarse a las nuevas circunstancias que puedan producirse a lo largo de la contratación.

 

De no ponerse de acuerdo, no quedará otra opción para el propietario que la de instar el proceso de desahucio en el Juzgado, lo que supone un periodo de demora media de medio año aproximadamente, el coste económico de abogado y procurador y el enfrentamiento y desgaste del pleito.

Problemas en juicio por no declarar el alquiler:

 

Como hemos indicando en el artículo precedente, en el procedimiento judicial el propietario no podrá tener ningún tipo de problema por no declarar el alquiler, pues se trata una cuestión estrictamente Tributaria, pues para el caso de que fuera judicial, sería penal por defraudación, en los casos en los que existe una defraudación de gran entidad.

 

El inquilino demandado por una demanda de desahucio express por falta de pago no podrá oponer la omisión o incumplimiento de los deberes tributarios del propietario pues ese será el problema del arrendador, y se trata de algo diferente y ajeno al proceso judicial, en el que el objeto es la resolución contractual por incumplimiento de pago o cualquier otro derecho obligación relacionado la la relación contractual.

 

 

ALQUILER DE HABITACIONES EN PISO COMPARTIDO:

Cualquier contrato de alquiler debe de perfeccionarse y resolverse normalmente por la concurrente voluntad de ambas partes, propietario arrendado, e inquilino arrendatario, a pesar de lo cual, en algunas ocasiones, se concierta el contrato de mutuo acuerdo, pero no es posible la resolución por voluntad de ambos, pues alguna de las partes no está de acuerdo en dicha resolución, o en los términos de la misma. Por ello,en ocasiones se debe de instar el procedimiento de deshaucio express, con independencia de que se trate de un contrato de alquiler de habitación o inmueble íntegro.

 

Por ello, salvo las especialidades propias de la naturaleza del proceso (pues evidente el desahucio versará sólo de la resolución del contrato de una habitación, y en su caso reclamación de rentas con dicho arrendatario, manteniendo inalteradas las contrataciones con otros arrendatarios, salvo que cuenten con un mismo contrato que conforme sus estipulaciones dote de derecho al propietario de instar el desahucio del inmueble en su integridad), se deberá de seguir el mismo cauce legal, si usted tiene en alquiler habitaciones de un piso compartido en situación de impago de la renta puede acceder a DESAHUCIO EXPRESS MADRID.

 

Somos expertos en la materia y podremos ofrecerle todas las soluciones necesarias, a ser posible, mediante la medicación extrajudicial tendente a dar soluciones reales, rápidas y económicas que eviten tener que ir a juicio, con todo lo que supone, por sus costes temporales, económicos y personales (desgaste y enfrentamiento de las partes).