Saltar al contenido

¿Hay que pagar mas dinero si hay juicio?, de qué depende:

¿Se tiene que pagar mas dinero en los desahucios en los que hay juicio?, de qué depende.
Pagar juicio de desahucio

En España el procedimiento coloquialmente denominado de "desahucio express" se denomina en terminología jurídica, proceso verbal de desahucio, aunque no se trata de un proceso verbal ordinario sino que cuenta con bastantes especialidades que se han ido sucesivamente modificando para tratar de agilizar los trámites legales.

Por ello, no en todos los procedimientos de desahucio existe juicio, sólo en algunos pocos, una minoría, siendo casos en los que normalmente no existe gran discusión legal, pues suele tratarse de desahucios por falta de pago en los que el inquilino se opone con abogado de oficio por medio de una oposición sin reunir los requisitos leales establecidos al efecto, pues deben de acreditar docuementalmente (o de otra manera permitida en derecho como testigos contundentes) el efectivo pago o la improcedencia del mismo.

Cuando comienza una demanda de desahucio no se sabe a priori si se celebrará el juicio, o si como suele ocurrir en la mayoría de los casos no es necesario por no existir oposición de la parte demandada en tiempo y forma (con abogado y procurador en el plazo de 10 días siguientes a la notificación de la demanda). Por ello es perfectamente posible la distinción de despachos de abogados y procuradores que cobran un precio menor si en el desahucio no existe juicio, y mayor si efectivamente se celebra, pues es correlativo al trabajo realizado. El problema es que el cliente no entienda que pueda ocurrir y encarecer el precio inicialmente previsto, y ese si puede ser un problema pues a "toro pasado" ambas partes barren para dentro, el abogado indicando que ha explicado perfectamente sus horarios y el cliente no ha tenido ninguna duda adicional, y prueba de ello que ha contratado y no tiene documentación que justifique lo contrario (además lo puede cobrar conforme honorarios del Colegio de Abogados) y el cliente que indica que ha recibido una desinformación sobre el precio del servicio, y que de haberlo sabido no habría contratado.

Nuestro despacho de abogados cobra el mismo precio haya o no juicio, pero esa es nuestra opción, precio final en cualquiera de los casos para que el cliente se despreocupe en ese sentido. Pero dejamos constancia de que cualquier otros sistema es legal y perfectamente posible siempre y cuando cumpla unos mínimos de transparencia y claridad sin mediar engaño o publicidad que indiza a error al cliente.

 

 

Dinero en negro de inquilino, ¿se le puede cobrar la deuda de alquiler?.

En España es frecuente la situación de personas que son insolventes y concierta un contrato de alquiler, impagando la renta y dejando a deber unas cantidades que pueden ser declaradas judicialmente, pero que para ser cobradas de manera efectivas requiere que existan bienes susceptibles de embargo. Hay personas que a sabiendas de su situación económica de morosidad e insolvencia contrae obligaciones como son la del pago del alquiler, ampliándose las deudas, lo que en muchos casos le es indiferente pues no existe posibilidad de sanear su economía y reconducir su insolvencia. Muchas de estas personas trabajan o tienen ingresos no reconocidos ni oficiales, como se suele decir en b, en dinero negro, cantidades que no son reconocidas ni ingresadas en el banco, o si son ingresadas, constan a nombre de otra persona (hermanos, parejas, padre, madre, hijos... etc). En estos casos no se puede hacer nada, la deuda es incobrable sin que el propietario pueda hacer nada al respecto. La deuda es civil (una obligación de pago) sin que exista responsabilidad penal ni sanción alguna de ningún tipo. Desde nuestro punto de vista el ordenamiento jurídico en España deja muchos "flecos" susceptibles de ser aprovechados por personas de mala fe, que precisamente saben lo que tienen que hacer para beneficiarse de una relación contractual a sabiendas de que supondrán el perjuicio del propietario.

Nunca está justificado ningún mal entre particulares, tampoco respecto de empresas, pero si pertenece al sector financiero tiene cierta justificación moral. Lo que nunca se puede hacer es concertar un contrato de alquiler a sabiendas de que no se va a cumplir, que se va a aprovechar del uso todo el tiempo posible incluso en muchos casos haciendo negocio al lucrarse con el arrendamiento de la vivienda total o parcialmente o su explotación de cualquier otra vertiente. No existe una lista pública oficial accesible a los propietarios para poder comprobar si la persona que pretende alquilar su vivienda y que le da "muy buenas palabras" efectivamente tiene una situación económica saneada, lo que supone una verdadera situación injusta y crea indefensión.

¿Se puede reclamar la deuda del alquiler al inquilino que trabaja en B?
Inquilino que cobra en B