Saltar al contenido

Problemas judiciales del proceso de desahucio con inquilinos con hijos menores de edad:

Problemas desahucio con inquilino con hijos menores de edad
Desahucios con niños

Los propietarios que se ven en la necesidad de acudir a una demanda de desahucio de su inquilino por no pagarle el alquiler en muchos casos tiene dudas respecto de cómo afecta el hecho de que el demandado pueda tener hijos comunes. Se tiene la idea errónea de que si hay niños no es posible el desahucio, lo que no es en absoluto cierto. Este tema es muy delicado, pues se produce un conflicto de intereses entre las partes, confrontación entre los derechos y obligaciones del propietario con derecho a recuperar la posesión del inmueble arrendado y el del inquilino que no puede marcharse del mismo y tiene hijos a su cargo que pueden quedar en situación de desamparo.

Los niños no deben de verse afectados por los problemas de los adultos y es por ello que deben de mantenerse lo mas alejados posibles del conflicto. Los propietarios y los inquilinos deben de ser razonables y ponerse en el lugar del otro tratando el propietario de ser conscientes de las circunstancias del inquilino mas aún al tener hijos a su cargo, y viceversa. Sólo para el caso de que el entendimiento no sea posible existirá una judicialización de la relación contractual. En este caso, o habiendo sido posible el entendimiento si el propietario interpone una demanda de desahucio lo hará después de un periodo de impago (uno o dos meses mínimo) lo que unido al plazo medio de tramitación del procedimiento de desahucio (unos 6 meses) supone que el plazo del que dispone el inquilino desde el momento en el que realiza un impago de la renta es de entre 6 y 8 meses de duración. El propietario no es responsable de los problemas que pueda tener el inquilino, y el inquilino en cambio si que perjudica al propietario con el impago.

Es por ello que el procedimiento de desahucio en el que existan por parte de los inquilinos hijos menores de edad sí supondrá que se deban de velar por la protección de los menores, pero no se retrasará de una manera relevante ni menos aún se imposibilitará. El procedimiento judicial es exactamente el mismo, y lo que es diferente es el tratamiento que se otorga por el Juzgado en el momento del lanzamiento, pues de no haber buscado los inquilinos una solución habitacional para los menores, el acto del lanzamiento se retrasará unos días, en Madrid normalmente un par de días o una semana, pero en definitiva el desahucio se producirá, debiendo de tratar en la medida de lo posible no aguantar hasta el último momento para que los menores no presencientes situaciones totalmente inadecuadas para los mismos como es un lanzamiento judicial.

 

2

Problemas con el pago del recibo de la luz a nombre del propietario:

 

Normalmente, se acuerda que el inquilino se ocupe de pagar los gastos de suministros salvo casos excepcionales. Lo normal es que se cambie de titular cada uno de los suministros, pero, ¿qué ocurre si no es así?. ¿Se puede cortar el suministro?, ¿estamos obligados a pagarlo?. La situación es complicada.

 

La recomendación es la de no abonar el pago de la factura pendiente y avisar al inquilino, a ser posible de modo fehaciente. De no abonar el inquilino el importe correspondiente no abonar el recibo de manera que se quede en situación de impago, y que en su caso con el paso del tiempo se acabe cortando. Para el caso de que se proceda a la orden de corte, incluso, a pesar de ser tremendamente injusto, el propietario podrá ser renunciado por el inquilino por coacciones.

 

Lo mejor es prevenir dicha situación, pero, ¿cómo se puede hacer?, pues desde nuestro punto de vista haciendo constar en el contrato de alquiler que el propietario podrá cambiar de titularidad el suministro de la luz, gas, agua.. etc, suministros en general, o incluso cortarlo a su elección si no ha sido cambiada por el inquilino en un determinado plazo, 15 días, un mes.. etc. Con cualquier duda consúltenos.